¿Porqué utilizar una tarjeta de repostaje?

¿Por qué utilizar tarjetas de repostaje?

Para empresas con vehículos o flotas, las tarjetas de repostaje son la mejor opción disponible. Mucho más seguras que el dinero en efctivo, tanto para empresa como para conductores, y mucho más eficientes que las tarjetas de crédito. Le facilitan a su negocio importantes ventajas detallándole todo lo referente al uso de las mismas. Esta información puede ser utilizada para encontrar ineficiencias en la gestión de su flota. Además de mejorar estas ineficiencias, mejoran notablemente los procesos de gestión de sus vehículos.

Ahorre tiempo y dinero

Ahorre tiempo y dinero Con las tarjetas de repostaje, todas las transacciones quedan registradas. Esto le permite que todo el carburante de su empresa quede monitorizado, el primer paso para optimizar su uso comenzar a ahorrar. Una vez se detecten las ineficiencias, las soluciones pueden ponerse en marcha Por ejemplo, estos informes pueden destacar un conductor que esté gastando considerablemente más carburante que el resto. Esto puede revelar que esté llevando a cabo un estilo de conducción ineficiente, fácilmente corregible cambiando ese comportamiento. Cuando utiliza tarjetas de repostaje, la gestión del gasto en carburante se vuelve mucho más sencilla y efectiva. Organizar la devolución del dinero que sus conductores gastaron en carburante es ya parte del pasado. La gestión fiscal y de impuestos es mucho más fácil sin neceidad de cientos de tíckets, lo que supone para su negocio tiempo y dinero.

Ventajas de Seguridad

Seguridad Como todas las transacciones son registradas y pueden ser revisadas, las tarjetas de repostaje minizan el risgo de fraude. Transacciones inusuales o sospechosas son fácilmente identificables y puestas en conocimiento. Para facilitar esto, las tarjetas pueden ser asociadas a un vehículo en concreto, haciendo que el combustible pueda ser usado únicamente por ese vehículo. Esto le asegura que las tarjetas de su empresa sean utilizadas únicamente para los vehículos de su empresa. Al contrario que las tarjetas de repostaje, el dinero en efectivo posibilita que su negocio sea engañado por sus propios conductores, y les posibilita reclamar gastos de carburante que realmente nunca fueron hechos para los vehículos de su empresa. Además, las tarjetas de repostaje son también la solución más segura para sus empleados. Para aquellos que completen grandes distancias o conduzcan vahículos pesados, llevar el efectivo para llenar sus depósitos es peligroso al hacerles objeto de robos. Si una tarjeta de repostaje es perdida o robada, su sustitución es sencilla y económica. El dinero en efectivo es más difícil de reponer. Con un servicio de 24 horas, TSFI puede bloquear una tarjeta inmediatamente dejándola inservible, no pudiendo ser utilizada para ningún fin.